Nuestra Historia

Conectado Aprendo nace como un sueño de un grupo de mujeres jóvenes y universitarias en Abril de 2020, a comienzos de la pandemia COVID19 y en un escenario muy adverso e incierto. Conoce aquí más de los pasos que hemos dado para consolidarnos como un gran programa.

Ellas querían hacer clases online y personalizadas a los niños, niñas y adolescentes de nuestro país que se estuvieran viendo perjudicados por el cierre de los colegios. Fue así como comenzaron con un modelo sencillo y exploratorio, invitando a amigas a ser parte de este voluntariado en el que las ponían en contacto con NNA de sectores vulnerables.

El primer mes, tanto la oferta como la demanda superó todas las expectativas, y ya con más de 100 estudiantes y 200 tutores inscritos, decidieron conformar un equipo más robusto y con mayor estructura organizacional, distinguiendo para ello 3 pilares madres que serían la hoja de ruta de toda la operación. 

100

Estudiantes

200

tutores inscritos

Pilares Conectado Aprendo

Nuestro programa siempre ha sido y será en línea, pues la pandemia nos demostró que las pantallas no son tan frías como parecen, sobre todo si en ellas coinciden estudiante y tutor con un propósito en común: apoyarse mutuamente en el logro de objetivos académicos y personales. Además la virtualidad nos permite unir distintos mundos, incluso aquellos que geográficamente estarían imposibilitados de coincidir presencialmente por la distancia. Las clases remotas también permiten proteger el vínculo estudiante-tutor, e incluso involucrar a otros referentes como apoderados y/o docentes en el proceso, todo lo cual no hace sino más que enriquecer de sobremanera la experiencia.

Cada estudiante será acompañado por un tutor durante al menos, todo un semestre. Así como también, cada tutor acompañará solo a un estudiante. El vínculo uno a uno es nuestra gran apuesta para que el aprendizaje adquiera un sabor emocional, grato y amable, que potencie e instale los contenidos trabajados. 

Si bien nuestra apuesta es académica, a largo plazo esperamos que la relación estudiante-tutor promueve sobre todo, la adquisición de habilidades para la vida a través de ejercicios cotidianos y sencillos como la organización, planificación, perseverancia y esfuerzo. En Conectado Aprendo, hemos definido al respecto 4 habilidades que serán ejercitadas todas las sesiones, a través del modelo de Mentoría que E-Sisu irá arrojando sesión a sesión. Estas habilidades son: 

Así se empezó a recorrer un camino en el que se sumaron muchos actores.

Fue un año intenso, de numerosos encuentros que enriquecieron la mirada y permitieron concluir el año con más de 700 vinculaciones realizadas (700 estudiantes y 700 tutores), y con nuestro camino hacia la consolidación muy bien trazado: para el control de gestión y seguimiento, fuimos por la creación de nuestro propio Software, uno que facilitara las sesiones entre estudiante-tutor.

700 estudiantes inscritos

700 tutores inscritos

Mientras que para responder a nuestro valor agregado, decidimos vincularnos al laboratorio de investigación educacional Emelab de la Pontificia Universidad Católica, para que fueran expertos quienes realizaran las sesiones para el ejercicio, promoción y desarrollo de las habilidades.

Contáctanos

Te invitamos a escribirnos para saber más sobre el proyecto o enviar tus consultas.

Suscríbete

Podrás recibir novedades de Conectado Aprendo.